La industria del neumático y Habasit unen sus fuerzas para un viaje seguro

La historia del neumático moderno comenzó con un fuerte dolor de cabeza. En 1888 en Belfast y en una calle mal adoquinada de May Street, a un niño se le recomendó hacer bicicleta para curar sus frecuentes dolores de cabeza. Su padre, John Boyd Dunlop, era un famoso veterinario que no tardó en darse cuenta de que la receta médica tenía un efecto contraproducente. Los neumáticos de goma maciza de triciclo del niño provocaban traqueteos continuos. Por esa razón a las primeras bicicletas se las llamó "agitadoras de huesos", pero cuando vio cómo su hijo rebotaba y se golpeaba a lo largo de la calle, Dunlop tuvo una idea revolucionaria.

Cubrió su mesa de operaciones con una hoja de caucho, cortó el material en tiras y lo cosió formando un tubo largo que luego pegó. Lo recubrió con trozos de lona impregnándolo de caucho líquido para hermetizarlo y lo hinchó con una bomba de aire. De esta manera nació el primer neumático. Justo un año después, se confirmó la velocidad y eficiencia del neumático de Dunlop cuando el ciclista irlandés Willie Hume lo utilizó para ganar dos carreras distintas, seguramente sin dolores de cabeza.

El récord Guiness del mundo de neumáticos

Desde 1888 la industria de neumáticos se ha extendido a más de 900 empresas de neumáticos de todo el mundo. En 2015 se fabricaron casi 170 millones de neumáticos tan solo en EE. UU. Sorprendentemente, el fabricante de neumáticos más importante del mundo, reconocido en los récords Guiness del mundo, sigue siendo el grupo Lego, que fabricó más de 318 millones de neumáticos de juguete en 2011.

A pesar de estas cifras asombrosas, la mayoría de nosotros todavía no piensa mucho en neumáticos hasta que nos causan problemas. Casi nadie piensa en los neumáticos como un seguro de vida. Aunque pueden ser exactamente eso. Una banda de rodadura de un neumático puede marcar la diferencia entre una distancia de frenado corta o demasiado larga. Además, todos hemos sufrido también los inconvenientes de cambiar un neumático pinchado en el arcén, pero afortunadamente con los avances de la tecnología de neumáticos esto ocurre cada vez menos.

En 1901, una década después de que Henry Ford construyera su primer automóvil, se vendieron siete mil automóviles y 28.000 neumáticos, y en comparación se fabricó una cantidad impresionante de 68.000 neumáticos de recambio. Debido a las malas condiciones de las carreteras, que todavía no eran adecuadas para los coches, cambiar un neumático formaba parte de la rutina de conducir, así que muchos vehículos estaban equipados con hasta cuatro neumáticos de recambio a la vez.

Las bandas entre bastidores

La industria del neumático está descubriendo continuamente nuevas formas de mantener a los conductores rodando por las carreteras de forma segura y Habasit trabaja por todo el mundo entre bastidores para ofrecer a los fabricante las bandas adecuadas en cada etapa de fabricación.

"Durante todo el proceso de fabricación, desde el principio hasta el final, las exigencias técnicas son muy distintas, ya que el proceso comienza con materias primas y termina con un neumático acabado", explica el Director de Grandes Cuentas de Habasit para la industria de neumáticos, Jens Niepmann. "Tenemos que suministrar una variedad de bandas de cualidades muy distintas, como por ejemplo resistentes al calor, al desgaste, a la hidrólisis o a los componentes químicos".

Los ingredientes insospechados de un neumático

Dependiendo de las características deseadas, como baja resistencia de rodadura o agarre excelente, puede haber más de 200 ingredientes diferentes dentro de un neumático, desde goma natural o sintética, negro de humo y silicio, así como una amplia variedad de productos químicos.

En los últimos años, la industria se ha hecho consciente de las emisiones de carbono y los fabricantes han comenzado a explorar la posibilidad de utilizar aceites alternativos para fabricar goma sintética, como aceite de colza, de naranja y aceite de girasol. Este paso hacia la sostenibilidad también mejora el rendimiento del neumático. Los investigadores estudian la posibilidad de sustituir los costosos rellenos de refuerzo, como el negro de humo o el silicio, por aceites, fibras de celulosa y otros materiales vegetales. Otros ingredientes que no se espera encontrar en los neumáticos son almidón de maíz, dientes de león, cáscaras de nuez y celulosa.

La esperada asistencia en carretera

Un neumático puede estar compuesto de flores o del líquido lechoso de un árbol de caucho, pero la verdad es que el proceso de fabricación es pegajoso y caluroso.

"Cuando la goma sale por primera vez puede llegar hasta los 150-160 °C", explica Jens Niepmann. "Es un entorno muy agresivo y específico para las bandas, y se producen procesos químicos en la mezcla de goma, por lo que las propiedades del material intermedio cambian incluso durante el transporte".

Desde bandas modulares de plástico o bandas de tejido hasta anchas correas dentadas, se necesitan docenas de bandas para la fabricación de cada neumático. En una fábrica grande, en la que se fabrican hasta 20.000 neumáticos cada día, es necesario un montaje eficiente y continuo. Las más mínima interrupción de la fabricación tiene unos inconvenientes costosos para la empresa. Imagínese que el neumático pinchado en la autopista se multiplica por 20.000.

Aquí es donde Habasit presta ayuda con soluciones completas para cada etapa de la fabricación de neumáticos y con un producto exclusivo que es el tipo de asistencia en carretera que la industria ha estado esperando. Se necesitan muchas correas dentadas en una línea de fabricación de neumáticos. Si se rompe una correa, el período de inactividad incrementa los gastos y reduce las cifras de producción. Si es necesario sustituir un juego de correas en una línea, incluso en ventanas de mantenimiento programadas, esto conlleva hasta diez horas de inactividad y el trabajo de cuatro o cinco empleados. ¡Y en cada fábrica de neumáticos funcionan varias líneas!

Presentamos la unión por bisagra para correa dentada HabaSYNC®

Este pequeño dispositivo está colocado de forma segura dentro de la correa dentada. Cada extremo de la articulación de acero inoxidable se une con un perno de metal que se desliza fácilmente, facilitando un montaje rápido y correcto de la banda. Para los fabricantes de neumáticos de todo el mundo, el producto ha sido probado para reducir considerablemente los costes de fabricación y aumentar la eficiencia.

Como todos sabemos, una rotura ocasional en el arcén o en una línea de fabricación de neumáticos es inevitable, pero los dolores de cabeza no. Siguiendo la tradición de John Boyd Dunlop, Habasit está encontrando nuevas formas para que un recorrido agitado no haga agitar los huesos. (ST)

Craig Kenhart Responsable de Segmento Industrial Jens Niepmann Director Industrial de Grandes Cuentas de Automoción y Neumáticos

Visite nuestro stand en la Exposición tecnológica de neumáticos 2019 de Hannover, Alemania, del 5 al 7 de marzo de 2019.www.tiretechnology-expo.com.

La industria del neumático y Habasit unen sus fuerzas para un viaje seguro

cargando la página

espere, por favor...

HIGHLIGHTS / archivo

HABASIT HIGHLIGHTS / select location

Habasit