La máquina de caminar: más rápida, más resistente y más extraña

Cuando pensamos en una máquina de caminar nos viene a la cabeza una máquina polvorienta en un rincón del sótano, que compramos en un momento de entusiasmo para hacer ejercicio y de la que nos hemos olvidado o evitamos totalmente. Quienes las utilizan en el gimnasio son conscientes de que incluso las máquinas de caminar profesionales, una de las máquinas más utilizadas del mercado, necesitan una reparación integral cuando ya tienen uno o dos años.

Cuando Martha y Mark White fundaron Tuff Tread en 1999 se preguntaron: "¿Cómo podemos hacer una máquina de caminar resistente que dure años?" Esta simple pregunta ha redefinido los límites tradicionales de la industria de máquinas de caminar y ha conducido a la pareja a un territorio que nunca hubieran imaginado hace 20 años.

Así que, si pensar en una máquina de caminar te cansa o te aburre, siéntate y replantéatelo.

En busca de la combinación perfecta

Lo primero que hicieron los fundadores de Tuff Tread para el nuevo tipo de máquina de caminar fue investigar los transportadores utilizados para cargas industriales pesadas, una industria que exige indestructibilidad. Con este modelo de resistencia extrema, los deseos de los clientes echaron a rodar y de repente ya no se trataba solo de máquinas de caminar tradicionales de gimnasio. El equipo olímpico chino quiso saber si Tuff Tread podía suministrar un máquina de caminar que fuera a 50 km/h para el entrenamiento atlético de alta velocidad. La Armada necesitaba una máquina con espacio para cuatro soldados a la vez para su laboratorio de rendimiento de soldados, una cámara aclimatada con un rango de temperatura de -30 a 60ºC. Parques de atracciones, estudios de cine, entrenadores de animales: cada vez que Martha y Mark contestaban al teléfono, se sorprendía de los pedidos poco habituales, cada cliente buscaba una máquina personalizada que fuera tan resistente como fiable.

Al principio Tuff Tread tuvo dificultades para encontrar un proveedor de bandas que se ajustara a su mercado único. Necesitaban un proveedor que se adaptara rápidamente y colaborara para encontrar soluciones creativas. Tras intentarlo con dos proveedores de bandas distintos, uno que no podía suministrar un producto duradero, y el otro que no podía satisfacer la demanda variable, Tuff Tread lo intentó con Habasit.

"Es todo lo que podíamos querer desde el punto de vista del servicio al cliente", explica Mark. "No es solo la calidad del producto de Habasit, sino la asistencia que ofrece. Esto lo ha cambiado todo".

El factor decisivo para aplicaciones personalizadas

A medida que llegaban los pedidos más inusuales, Martha y Mark se iban dando cuenta de cada aspecto crítico de la banda. Las ranuras, los grabados, los soportes, los tratamientos de la superficie. Cada detalle marca la diferencia. Habasit colabora estrechamente con Tuff Tread para construir aplicaciones personalizadas ideales, seleccionando un material que pueda circular a altas velocidades o una superficie resistente a temperaturas extremas.

"En el entrenamiento a alta velocidad, el atleta puede pasar de 0 a 40 km/h en un segundo", explica Mark. "La banda tiene que pasar de circular a gran velocidad sin carga a soportar la presión que ejerce un atleta de 110 kilos. Si existe la más mínima duda o si el pie del atleta resbala cuando toca la banda, esto puede afectar a sus músculos y el entrenamiento simplemente no funcionará".

De Hollywood a los guepardos

La tarea constante de Tuff Tread es combinar la precisión extrema con la velocidad y la fuerza. Boston Dynamics, una empresa de ingeniería de vanguardia, se puso en contacto con Martha y Mark para encargarles una máquina de caminar para pruebas de robots. Los ingenieros de la empresa crearon un robot que simularía la velocidad de un guepardo y atravesaría la superficie de la banda, rayando el material con sus zarpas mecánicas, mientras se derramaba fluido hidráulico en el equipo. La tracción y el recubrimiento de superficie de la banda era esencial para que el robot no resbalara. Con una interfaz electrónica compleja, la máquina tenía que ser capaz de acelerar de 0 a 95 km por hora en 2,8 segundos y tener al mismo tiempo la capacidad de resistir la abrasión.

Pero no todo han sido carreras de guepardos, la industria del entretenimiento también ha contratado a Tuff Tread con frecuencia. El departamento gráfico de Marvel Comics necesitaba una máquina de tres metros de ancho y nueve de largo para que un grupo de actores corriera en un entorno informatizado que simulara la acción que estaba ocurriendo alrededor. Con una máquina de ese tamaño, era un reto ofrecer aceleración rápida y cambios de grado, pero Tuff Tread se dirigió a Habasit y adquirió todas las piezas necesarias en muy poco tiempo.

"Cuando la industria del entretenimiento decide que va a hacer algo, no tienes plazo de entrega", explica Mark, "de forma que todo se reduce a quién puede proporcionárselo primero".

Lea más y vea vídeos sobre las innovaciones apasionantes de Tuff Tread en: www.tufftread.com

Media Monks, la empresa de producción digital creativa más grande del mundo, recurrió a Tuff Tread para la construcción de máquinas de caminar personalizadas para un videojuego de avatar. El Game of Go apareció en el Staples Center de Los Angeles, California, durante un evento de Nike, donde los participantes podían probar su propia velocidad y resistencia sobre una máquina de caminar con un avatar en una pantalla que respondía a cada uno de sus movimientos.

"Encargamos muchas piezas para este proyecto y, de todos los proveedores, Habasit fue el primero en entregarlas, aunque había tres grandes bandas que eran difíciles de construir", dice Mark. "Sabían lo importante que era para nosotros".

Una historia más allá del papel

En una historia de Highlights no hay espacio suficiente para los sitios inesperados donde aparecen las bandas de Habasit. Un equipo completo de trineos tirados por perros cruza una banda de 20 metros de largo. Los marines corren más de 80.000 km al año sobre máquinas de caminar instaladas en portaaviones americanos. Una máquina va a 330 km/h en un proyecto de investigación para Hyperloop, y niños con parálisis recuperan fuerzas sobre bandas de entrenamiento especializadas.

"Es increíble lo diferentes que son nuestras bandas y Habasit las suministra todas", dice Mark. "Y por esa razón Habasit ha sido increíble. Se aseguran de satisfacer todas nuestras necesidades y, como puede ver, nuestras necesidades cambian mucho de un trabajo a otro". (ST)

Sonja StrimitzerMarketing

cargando la página

espere, por favor...

HIGHLIGHTS / archivo

HABASIT HIGHLIGHTS / select location

Habasit