Más listo que un zorro

En el folclore popular el zorro es el animal más inteligente y el más travieso. El mundo es su lugar de juegos y recorre satisfecho bosques y campos. Con su buen oído y su mirada rápida está preparado para lanzarse a cualquier aventura que se cruce en su camino, incluso si se trata de una vieja banda transportadora abandonada.

El fotógrafo Duncan Usher fue testigo de ello y con su cámara capturó una imagen inesperada después de pasar semanas observando una familia de zorros que vivía cerca de una enorme banda transportadora en una cantera de arena desierta cerca de Bursfelde en Alemania. Había observado que la madre volvía cada mañana a la madriguera con un ratón para los cachorros hambrientos. Después del desayuno, los cachorros salían corriendo y con los ojos entrecerrados por la luz del sol. Descansados y listos para el recreo diario.

El tobogán perfecto

La banda transportadora no se utilizaba solo como guarida. Era también el sitio ideal para jugar. Iban corriendo hasta la parte superior del transportador y luego se lanzaban, persiguiéndose unos a otros, en lo que Usher describió como una especie de "Cógeme si puedes".

Cuando ya habían saltado tres de los zorros, el cuarto subía otra vez para repetir el viaje. Con las patas traseras apuntando al aire y las orejas levantadas, se deslizaba por la banda sin poder esconder su sonrisa.

Usher pudo captar la acción con su cámara desde un escondite improvisado. Fue todo un espectáculo difícil de olvidar, ver cómo el zorro subía de nuevo para bajar otra vez por el tobogán improvisado.

El lugar de juegos más práctico

En cada edición de la revista Highlights buscamos historias de todo el mundo sobre el uso más innovador de las bandas transportadoras. Pero quizás nadie antes de este pequeño zorro había descubierto el valor de una banda transportadora como lugar de juegos perfecto. (ST)

Sonja StrimitzerMarketing

cargando la página

espere, por favor...

HIGHLIGHTS / archivo

HABASIT HIGHLIGHTS / select location

Habasit