"Si no fuera por las bandas transportadoras, el mundo no se movería", bromea Olaf Heide, el Industry Segment Manager de Habasit. Lo dice con una sonrisa, pero al sentarme junto a él para hablar de los enormes desafíos de la industria alimenticia, enseguida me doy cuenta de que no está exagerando.

Ya sea para el transporte de carne, marisco, verdura y fruta o productos lácteos, existen muy pocas áreas que requieran tanta precisión y atención como la industria de los alimentos frescos. El menor error en cuanto a la higiene podría provocar una contaminación masiva de los consumidores.

Tan sólo en Estados Unidos, unos 48 millones de personas enferman y unas tres mil mueren por enfermedades relacionadas con los alimentos cada año. La globalización ha aumentado aún más los riesgos ya que en ocasiones la cadena alimenticia se extiende a través de varios países y océanos, antes de que el producto ni siquiera llegue a la planta de procesamiento. Hoy en día la retirada del producto contaminado ya no es un acto sencillo, y a menudo se realiza cuando ya ha habido consecuencias graves.

Los riesgos de la industria de los alimentos frescos, con su enorme variedad de líquidos y gérmenes, van mucho más allá de los casos individuales de intoxicación alimentaria que todos conocemos, y pueden afectar el sustento económico de comunidades enteras, que dependen de la producción alimentaria como base del desarrollo social.

Lo mejor en innovación higiénica
Los empleados de Habasit llevan muchos años dedicándose al desarrollo y diseño de soluciones libres de riesgo para este tipo de problemas. Su duro trabajo se ha visto recompensado por los recientes avances, que podrían tener un impacto global tanto en los fabricantes como en los equipos de procesamiento de la industria alimenticia.

Uno de los productos recientes más interesantes es la gama de bandas de accionamiento positivo Habasit Cleandrive™. Teniendo en cuenta los requisitos increíblemente variados de la industria de los alimentos frescos, estas bandas monolíticas están pensadas para las aplicaciones con las características higiénicas más sensibles. Los fabricantes notarán una diferencia notable en cuanto a la facilidad del mantenimiento de higiene garantizada. Habasit ha eliminado de la superficie hasta las marcas de hundimiento más suaves, de modo que cualquier residuo que quede sobre la banda se podrá retirar con mucha facilidad. Estas bandas homogéneas de poliuretano termoplástico estarán disponibles en breve en un ancho de 1,8 m / 72 pulgadas sin costuras (véase "Habasit se amplía", página 10). El material de las bandas Habasit Cleandrive™ no sólo es más resistente a los ataques microbiológicos que otras bandas de TPU, sino que además resiste también a algunas de las sustancias químicas más fuertes que se suelen utilizar como desinfectantes. Reforzadas con fibras de aramida, estas bandas garantizan una fiabilidad duradera en una de las industrias más exigentes del mundo.

La otra área de innovación de Habasit consiste en la ampliación de la gama de bandas de tejido revestido. Tras una exhaustiva investigación y experimentación en el laboratorio, la compañía ha presentado la segunda generación de revestimiento de poliolefina termoplástica (TPO) Cleanline® que no sólo aumenta la durabilidad y elasticidad de las bandas, sino que además se caracteriza por una superficie prácticamente antiadhesiva. El revestimiento es resistente incluso al uso frecuente de limpiadores químicos fuertes, y evita el pandeo y la delaminación por humedad. Todos estos factores garantizan un transporte higiénico de los alimentos.

Y por último, Habasit sigue descubriendo nuevos beneficios de su premiado sistema de limpieza HyCLEAN CIP. Con la certificación EHEDG (Grupo Europeo de Ingeniería y Diseño de Higiene), este sistema es totalmente único en su área, garantizando máxima eficiencia y fiabilidad. El sistema HyCLEAN CIP, que funciona con una presión de agua drásticamente reducida, elimina la mayoría de los residuos de las bandas transportadoras, y sobre todo, acaba con el riesgo de contaminación. Este desarrollo fue muy bien recibido por muchos fabricantes, pero sobre todo por nuestros clientes de bandas modulares de plástico para la industria alimenticia. Estas bandas requieren la limpieza más exigente ya que cada bisagra, esquina y grieta alberga riesgo de contaminación microbiológica si no se limpian a fondo. Habasit pensaba que los consumidores no debían seguir soportando ese riesgo, y se enorgulleció de presentar una solución.

Aparte del sistema de limpieza HyCLEAN­ CIP, Habasit presentó también el sistema Saniclip, un dispositivo sencillo, pero innovador que permite a nuestros clientes abrir fácilmente las bandas modulares de plástico para realizar tareas de mantenimiento o reparación, sin perder tiempo con herramientas complicadas. Para desmontar la banda, basta con desencajar y tirar de una varilla. De este modo, la limpieza profunda y efectiva de las bandas resulta muy sencilla.

La gran diferencia que puede significar una banda
En esta industria de los alimentos frescos, no hay ninguna banda transportadora que sirva para todas las aplicaciones. No importa si es la resistencia al aceite y a la grasa, o la protección contra la radiación ultravioleta C, o la fuerza de la banda para soportar los procesos más duros, o la necesidad de hacer posibles unas transiciones más suaves: cada banda transportadora debe crearse pensando en todas esas particularidades. De manera parecida, no hay un solo revestimiento que pueda cubrir toda la gama de productos. Son esas circunstancias las que motivan a Habasit a seguir buscando siempre nuevas soluciones, para satisfacer las necesidades técnicas e higiénicas de todos nuestros clientes en todas partes.

Puede resultar fácil dar por sentada la naturaleza versátil de las bandas al verlas moverse suavemente de una industria a otra, pero el origen de las bandas transportadoras se remonta a los principios del siglo XVII, cuando las primitivas máquinas se hacían aún de madera. En esa misma época la peste hacía estragos por toda Europa y la enfermedad se contagiaba por diversas vías, una de ellas la comida y el agua contaminadas.

Tal y como Olaf Heide decía, a lo mejor el mundo no se movería sin las bandas transportadoras, pero incluso si se moviera sin ellas, resulta evidente que sería un mundo muy diferente. (ST)

EHEDG certificate for HyCLEAN CIP
www.habasit.com/en/3440.htm

OLAF HEIDEIndustry Segment Manager

cargando la página

espere, por favor...

HIGHLIGHTS / archivo

HABASIT HIGHLIGHTS / select location

Habasit